Se tropieza y agujerea un cuadro de 1,5 millones de dólares

“Niño, no toques eso”. Seguro que es una frase que has escuchado durante más de una ocasión durante tu infancia. Sin embargo, pese a que tu intención no fuese esa, había ocasiones en las que un desafortunado tropiezo podía acabar con cualquier objeto de decoración. Eso sí, por valioso que fuese, seguro que jamás rompiste un cuadro valorado en 1,5 millones de dólares.

Ese dudoso ‘honor’ recae sobre un niño taiwanés de 12 años que se tropezó durante su visita al museo de Taipei, con tan mala suerte de apoyarse sobre ‘Flores’, la obra del pintor Paolo Porpora.

A pesar de la grabación de las cámaras de seguridad, los padres no tendrán que hacerse cargo de los costes de la reparación. (http://www.que.es/)

Acerca del autor

Dejar un comentario

*

captcha *